Accéder au contenu principal

VITICULTURA ESPONTANEA Una vuelta a la madre.


Estábamos al sur del rio Mendoza, en Perdriel. Íbamos llegando a la finca El Mirlo hace ya unos años. Una vieja bodega donde solo los cilindros de material quedaban y 6 hectáreas que en algún tiempo tuvieron viñas. Viñas que trabajaba la familia Monneret. Cuyos descendientes solo queda Graciana y Eloísa.  Graciana casada con Ricardo Garcia ingeniero agrónomo alias “Charly”.

Allí, se respiraba cierto aire vitícola un poco carcomido por el paso del tiempo y las crisis argentinas. 

Encontramos un grupo de plantas que para sorpresa mía no había sido trabajad desde años. Libradas a su pasar (o pesar) y quizás algunos litros de agua que se le escapaban al regador de la finca vecina. Rápidamente, con Charly nos miramos y dijimos: ¿¿y esto como ha sobrevivido?? 

Llegada la primavera, las plantas brotaron. Luego sus brotes crecieron y se fueron amarrando en un alambrado y en algunos árboles. Finalmente, para sorpresa nuestra: unas inflorescencias se abrieron y se transformaron luego en pequeños racimos. Algunos apretados, otros más sueltos. Y en el mes de marzo probamos esas uvas. Esa iba a ser la mayor sorpresa. Sabores nunca percibidos. Acido y dulce, frutal y verde al mismo tiempo. Notas muy interesantes y un extraño equilibrio y cierta vibración en esos gustos que nos hacían imaginar ya un vino distinto.

Cosechamos esos racimos como pudimos. Y lo llevamos a la bodega. Pusimos los racimos en un tanque chico. La fermentación inicio de forma súbita y rápida. No queríamos extraer más que lo necesario. No podríamos hablar de maceración sino de infusión leve. Y en cuanto termino de fermentar descubamos y prensamos. Todo fue a una barrica vieja. La más vieja que teníamos para no marcar el delicado vino que acababa de nacer.


Pasados 3 meses en barrica el vino revelo su verdadera personalidad. La fruta se afirmó y la estructura tánica se redondeó detrás de ese perfil fresco y casi rectilíneo.  Estábamos en presencia del primer vino obtenido de viñas que algún día habían sido domesticadas, pero que, con el tiempo y la soledad, habían vuelto a su estado salvaje convirtiéndose en una lambrusca post cultural muy cercana a una lambrusca sub espontanea o espontanea. Tal como lo supone Levadoux en su aclaración sobre Vitis vinífera L y Vitis Sylvestris G.
Está claro que esto abre una nueva reflexión en nuestro trabajo de comprensión de los lugares y en los mecanismos de adaptación de la viña.

Pero además sobre cuál es el verdadero lugar del “manejo humano” en la conducción de los viñedos. No estaríamos creyendo “manejar” una planta con prácticas agrícolas que se piensan evolucionadas o tecnificadas y por ende catalogamos de “salvaje” al estado de un individuo que no responde a nuestro patrón. ¿No estamos asistiendo a viñas que han logrado naturalmente (o en todo caso sin intervención humana) un equilibrio que no conocemos y que por ignorancia no aceptamos?

En fin, los resultados están aquí. Un vino franco, frutal y fresco. Con aromas de fruta roja, ciertas notas de cerezas. De una sensación táctil poco vista. De un “grip” y un volumen que hacen disfrutar de esta noble bebida y que hacen que cumpla su principal objetivo. El de beber y ser compartida. 





Posts les plus consultés de ce blog

Leo Borsi, la conexión San Rafael, Valle de Uco y Francia

Nació en Rama Caída. Es enólogo de la histórica Vieux Télégraphe, en el Ródano. También produce “Ultralocal”. Un mendocino extraordinario.
por Mauricio Runno
El día anterior al encuentro terminé un libro. “El Rey del Vodka, La historia de Pyotr Smirnov y la caída de un imperio”. Una lectura más que interesante sobre la economía y las artes, tanto en Moscú como en San Petersburgo, desde 1850 a 1920. Reafirma la idea, que, a modo de resumen, implica decir que el Estado, como Alonso, mientras más grande, más sonso. Es un texto tan documentado que a cualquier argentino de la década ganada le parecería difícil, como imposible (además de extenso, claro). Nos hemos acostumbrado a hablar tanto, sin saber, a opinar de todo, sin entender casi de nada, que el trabajo de investigación, aún al servicio de una biografía, no combina con el kirchnerismo ni con la época. Otra batalla cultural perdida.
Mientras finiquitaba aquel coloso sobre un ruso y un país singular volví a leer un informe de 1999, pu…

REVISTA HIGH - MIRA QUIEN VINO HOY: LEO BORSI

http://revistahigh.com.ar/mira-quien-vino-hoy-leo-borsi/ ARTICULO DE FERNANDO GABRIELLI IN REVISTA HIGH Destacado enólogo argentino que ha trabajado en diferentes regiones de Francia y en prestigiosas bodegas como: Moet & Chandon en Champagne, Château Lamothe en Pauillac y Château Trocard en Pomerol Bordeaux, Domaine Joseph Voillot de Pommard en Borgoña y Domaine du Vieux Télégraphe en Châteauneuf du Pape. Edad: 40 años
Cargo que desempeña en su empresa: Propietario, enólogo y director comercial de Clos Ultralocal. También gerente de L.B.O.C  (Leo Borsi Oenologue Consultant)

¿Dónde naciste? En Rama Caida, en San Rafael. ¿Qué es lo que mejor sabés cocinar? Escargots de bourgogne en Francia y asado argentino. ¿Se puede tomar vino tinto con soda o con hielo?  Todo se puede. Depende de lo que quieras. Si querés refrescarte te tomás un vino con soda, con hielo o con agua. Yo le doy a mis hijos un blend de 95 %de agua y 5% de vino tinto tal como lo hacía mi abuelo conmigo. Y como lo hizo su a…

Premier millésime « Ultralocal El Cahors »

Article La Vie Quercynoise Le lancement des 3 cuvées « Ultralocal el Cahors » élaborées par Pascal Pieron et Léo Borsi, œnologue argentin, a eu lieu le 28 mai dernier à Cahors, sous un ciel d’orage, à bord du bateau Le Valentré ; point d’orgue d’une rencontre entre deux hommes qui ont su partager savoir-faire et passion du Malbec.
En février 2014, Pascal Pieron responsable du vignoble familial, comptant 80 hectares de Cahors, vignifié par ses soins et Léo Borsi, se rencontrent lors d’un salon international des vins, grâce à l’entremise de Jérémy Arnaud, directeur marketing de l’UIVC.

Une alliance de savoir-faire et de terroirs Entre l’œnologue argentin et le vigneron lotois, le courant passe, tel un éclair ! Les deux hommes se retrouvent sur la même longueur d’ondes, en partageant leur passion et leur amour du Malbec. Le souhait le plus cher de Léo Borsi étant de vinifier des Malbecs argentins sur les terroirs de Cahors, terre d’origine du cépage, passait ainsi, du rêve à la réalité.
«…